Tesón, carácter y tradición desde 1980

Juventud y experiencia se unen en una empresa que mira al futuro.

Desde la fundación de Aperitivos Tapa, en 1980, nuestra única obsesión ha sido siempre la calidad.

Esta obsesión ha pasado a formar parte de nuestra filosofía diaria de trabajo y nos ha permitido consolidar nuestra empresa como líder indiscutible en el mercado nacional y ser una de las compañías de ámbito internacional más importantes de su sector.

Hoy, nos enorgullece presentarles nuestra nueva planta de fabricación, especialmente diseñada para desarrollar un alto nivel de producción, manteniendo la calidad que siempre nos ha caracterizados.

Con esta nueva planta, miramos hacia el futuro con confianza y estamos preparados para entrar en nuevos mercados y decididos a aceptar nuevos retos que, con ilusión y trabajo, seguro, llevaremos a buen fin.

No podemos dejar pasar esta oportunidad, sin acordarnos de las personas y empresas que han hecho posible este crecimiento.

A todos ellos, queremos agradecer su colaboración y confianza, y garantizar nuestro firme compromiso de continuar haciendo nuestros lazos más firmes y sólidos cada día.

Sabor de tradición

Un aperitivo realizado a base de corteza natural de cerdo veteado, seleccionadas y fritas en su propia manteca.

Si es natural, sabe mejor

De nuestra experiencia y buen hacer, nace un producto de calidad natural con todo el sabor de la tradición.

Calidad

La corteza de cerdo llega a nuestras instalaciones, donde después de un examen organoléptico basado en unos parámetros de calidad se destina a fabricación. Dentro de fabricación la corteza se trocea y sufre unos tratamientos de calor, la corteza va perdiendo humedad y grasa hasta conseguir el grado de deshidratación ideal.

Después se fríe en su misma grasa, que es intrínseca del producto. Por ello obtenemos un producto final cuyas características sensoriales, de textura y de palabilidad son excelentes.

La corteza de cerdo es un producto totalmente natural, sin conservantes ni colorantes. La adición de vitamina E (Tocoferol), antioxidante natural, supone una garantía para preservar su naturalidad.

El componente principal de las cortezas de cerdo fritas son las proteínas (75%) y la grasa (25%).

El contenido de colesterol de la grasa de cerdo es bajo si la comparamos con otros alimentos.

El 60% de su grasa es insaturada, por tanto, rebaja el contenido total de colesterol en el organismo.

Además presenta un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (45%) constituidos principalmente por ácido oleico, muy importante para reducir el colesterol LDL («el malo») de nuestro plasma sanguíneo.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el boton rechazar, solo se almacenan las cookies necesarias para el funcionamiento de la página. leer más   
Privacidad